El doping nuevamente en el ojo del huracán para el atletismo

En las últimas semanas se confirmó la suspensión provisional de Christian Coleman, vigente campeón del mundo de los 100 metros, y Salwa Eid Naser. Ambas sanciones por saltarse el control antidoping.

El pasado 17 de junio, Coleman fue suspendido de manera provisional por la Unidad de Integridad del Atletismo(AIU). Todo esto, debido a que en tres ocasiones el atleta no estuvo localizable para un control antidopaje dentro de los últimos 12 meses.

El atleta estadounidense se excuso el pasado 9 de diciembre, entregando los  motivos de su ausencia, que se debieron, según su versión, a que no se encontraba en casa por haber estado realizando compras navideñas en un centro comercial. Los otros dos controles fueron el 16 de enero y el 26 de abril del 2019, ambos antes del Mundial de Doha, magno evento que se realizó en septiembre pasado.

Coleman consiguió la medalla de oro en Doha 2019, con una marca 9.75 segundos
Coleman consiguió la medalla de oro en Doha 2019, con una marca 9.75 segundos

Por lo que, si Coleman no justifica sus inasistencias a los controles mediante una investigación, se considerará una infracción por dopaje, que acarrea suspensión como si se tratase de un positivo. A raíz de esto, el estadounidense podría recibir un castigo que va entre  los 2 a 6 años, además de una importante sanción económica.

Dos semanas antes de la suspensión de Coleman, se conoció la sanción de Salwa Eid Naser, la atleta bahreiní, campeona del mundo de 400 metros en 2019, también suspendida de forma provisoria por la AIU, al confirmarse que se saltó, al igual que Coleman, tres controles antidoping antes del Mundial de Doha.

En los días posteriores, Eid Naser se manifestó con indiferencia en sus redes sociales, tras conocerse su sanción. “No soy una tramposa, sólo me salte tres controles”, se excusó la nigeriana de 21 años , que representa a Bahrein.

Salwa Eid Naser, quien ganó la medalla de oro en los 400 metros en Doha 2019, también fue sancionada de forma provisoria

Con esto, sin lugar a dudas, el doping continua siendo un gran dolor de cabeza para el atletismo, ya que en los últimos años se ha hablado más sobre los sucedido fuera de la pista, que dentro de ella. Tal como ocurrió en febrero del 2019, cuando doce atletas rusos fueran suspendidos , entre ellos Ivan Ukhov, quien fuera medallista de oro en Londres 2012, con una sanción que va entre los 2 a 8 años, en donde también se suma a Svetlana Shkolina, campeona mundial de salto de altura en Moscú 2013 y bronce olímpico en Londres 2012.

Por último, y lo más grave para Rusia, sucedió en diciembre pasado, cuando la Agencia Mundial Antidopaje (AMA) concluyó que Moscú había alterado la información de los laboratorios de control antidopaje mediante implantación de evidencias falsas. Por este motivo se sancionó a la delegación completa del país, siendo excluidos por 4 años de los Juegos Olímpicos y otras grandes competiciones internacionales por manipulación en las pruebas de dopaje. Eso significa que en los próximos Juegos Olímpicos (Fecha por definir) y el Mundial de Fútbol de Qatar 2022, la bandera y el himno ruso no estarán presentes en los eventos mencionados. Por lo que, los atletas que ya están clasificados para Tokio, sólo pueden ser representados mediante una bandera neutral.

Sin dudas la mayor víctima del Doping ha sido Rusia, que fue sancionada por 4 años, sin poder competir en eventos internacionales

Author: Nicolás Indo