Entrevista a Bárbara Gatica: un 2020 de ilusiones, decisiones y alzas

La tenista nacional había arrancado este año como una de las figuras de la Fed Cup que se llevó a cabo en el país, obteniendo importantes victorias en singles y destacando en dobles junto a Alexa Guarachi en partidos trascendentales que permitieron ilusionarse durante el campeonato. Además, sus buenas participaciones en diversos torneos y un prominente ascenso en el ranking hacía ver que este sería un año de quiebre para la carrera de Gatica. Y efectivamente, lo fue con blancos y negros, a raíz de una pandemia del COVID-19 que golpeó con dureza al deporte, y posteriormente un retorno a las competencias en que la chilena se volvió una frecuente de las instancias finales en sus campeonatos.

 

¿Cómo te iniciaste en el tenis?

Empecé con mi papá, él jugaba tenis amateur con mi tío en el Parque Araucano, y mi abuela vivía cerca de ahí. Siempre estaba en la casa de ella, así que lo iba a molestar todo el tiempo, a pasar pelotas y lo hinchaba para que me dejara jugar. Ahí mi papá me dio una raqueta, vio que jugaba bien y me colocó en una escuela. Ahí comenzó. Tenía 5 años.

 

Entonces ¿tú empezaste a jugar por hinchadora?

Exacto (risas)

 

¿En qué momento fue el quiebre donde viste esto como más que un hobbie y te decidiste a competir como una deportista de alto nivel?

Todo empecé a tomármelo más en serio como a los 15 años. Vi que me estaba yendo bien en los torneos nacionales, veía que jugaba bien, que estaba dentro de las mejores de Chile, que ganaba algunos torneos. Pero diciendo “esto es lo que quiero hacer en mi vida”, fue cuando tenía 15. Me decidí, me salí del colegio, hablé con mis papas, mi entrenador, y tomé la decisión de que quería jugar tenis por el resto de mi vida y quería vivir del tenis, o sea, ese era un punto importante, quería ser una jugadora profesional.

¿Cómo sientes que ha ido avanzando tu carrera desde entonces?

Creo que mi carrera ha ido más despacio de lo que a mí me gustaría. Quisiera haber avanzado mucho más en Junior, poder haber hecho algo más, jugar los Grand Slam. Pero por temas económicos y falta de ayuda no pude llegar a cumplir esa meta que tenía en Junior. En profesional, ahora me está yendo muy bien porque he tenido los medios como para poder viajar, me fui a vivir a otro país, puedo viajar constantemente. Llevo dos meses viajando y compitiendo, que eso hace unos años atrás no lo podía hacer porque no tenía los medios, no tenía dinero. Gracias a eso siento que he ido avanzando y por eso el 2019 y el 2020 han sido tan exitosos, porque he tenido competencias seguidas y eso me ayuda a mejorar mucho más de lo que mejoraba antes cuando viajaba cada un mes y medio, o competía dos semanas y tenía que volver porque no podía pagar lo que se necesitaba para estar compitiendo. Yo creo que eso fue la parte más importante de que me esté yendo bien ahora.

Hablando de los torneos en los que estás compitiendo este año ¿qué significó para ti jugar la Fed Cup en Chile, mostrarte un poco más, obtener resultados y victorias tanto en singles como en dobles?

Fue muy importante, en especial haber podido jugar la Fed Cup en Chile. Me hubiese gustado haber ganado unos partidos que perdí, pero yo creo que fue un buen torneo, una buena semana, y siempre especial representar a tu país.  Es un orgullo poder representar a mi país. Fue muy linda la semana, el equipo estaba súper unido. (…) Creo que en dobles con Alexa pudimos afiatarnos bien, ella también estaba un poco nerviosa, claramente porque ella no ha estado muchas veces en Chile, y poder competir en tu país y jugar la Fed Cup es como un nerviosismo extra que te da. También como te pueden dar muchas más ganas de competir, te da un nerviosismo extra que normalmente no lo sientes si estás jugando en otros países. Pero fue una buena semana, muy feliz de haberme mostrado, que la gente me haya conocido un poco más, porque no me conocían mucho. Fue una semana muy cansadora y linda.

Ya que empezaste a hablar de Alexa ¿qué significa para ti el hecho de estar con una compañera muy arriba en el ranking, que alcanzó una final de Roland Garros histórica y es una de las mejores doblistas del mundo?

Fue súper bacán lo que hizo la Alexa, fue súper lindo poder verla (en Roland Garros). (…) Súper feliz por ella, porque haya conseguido llegar a esa final. Es un trabajo de años que dio fruto esa semana (Bárbara hace una pausa antes de continuar). Creo que muy poca gente le da valor a lo que Alexa hizo o a lo que Alexa es. En realidad en Chile no se le da mucho valor a lo que ella es, por ser mujer y ser dobles. Hay mucha gente que lo mira a huevo, pero en verdad es una forma de poder llegar al tenis profesional, al tenis de alto nivel.

Y creo que es bacán que podamos compartir con Alexa, siempre lo hemos dicho en todas las Fed Cup, desde que yo me uní al equipo. Ella siempre estuvo en el Top 60 de la WTA en dobles, y siempre le decía al equipo que era un orgullo poder tenerla, aprender, hablar con ella, compartir pieza, creo que es algo que me ayudó mucho en dobles dos años atrás. Así que muy feliz por ella, por tenerla en el equipo, y esperemos que el próximo año podamos subir de nivel.

Dentro de lo que dijiste, hay algo en lo que me gustaría detenerme un segundo: “por el hecho de ser mujer, no se le da la relevancia que se merece”. Esto me hace click, porque también tenemos una de las tenistas más importantes de todos los tiempos, como es la chilena Anita Lizana, primera mujer hispanoamericana en ganar un Grand Slam y primera número 1 del mundo. ¿Qué significa para ti la figura de Anita Lizana, no solo por lo que logró, sino por el efecto social que quizá tiene o debería tener?

Creo que muy poca gente sabe lo que es Anita Lizana. Muchas de las personas, o las niñas que jugamos tenis, la conoció cuando se inauguró el court del Estadio Nacional con su nombre. Ella significa mucho para el tenis femenino, lo que logró, ganar un Grand Slam, ser número 1 del mundo. Creo que son pocas las personas que lo logran y realmente deberíamos darle mucho más valor a lo que ella hizo. Si bien fue años atrás, y no toda la gente tuvo la opción de verlo, pienso que hoy podríamos ponerlo un poco más en las pantallas, mostrarles lo que Anita Lizana fue y no solo quedarnos con los hombres que es lo que siempre pasan en la tele. Creo que tanto Anita como Alexa no han tenido la pantalla suficiente para que toda la gente la pueda conocer.

Volviendo a ti, ¿Qué sientes que te hace falta para dar el siguiente paso en tu tenis?

Creo que por mi parte va un poco más en lo psicológico que en lo tenístico, pienso que me hace falta poder competir más todos los puntos y no dejar lagunas dentro del partido que a veces se te pueden escapar uno o dos juegos, y esos hacen la diferencia en el set o el partido. Las jugadoras que están en el Top 100 se mantienen jugando todos los puntos, compitiendo todos los puntos, y eso las lleva en algún momento del set a poder ganar el partido. Siento que me falta un poco más eso, ser más sólida ahí y tener las mismas condiciones que he tenido ahora, de competir por mucho tiempo.

Me habría gustado poder competir por 4, 5 semanas, volver a entrenar a Brasil (donde está viviendo) y poder viajar de nuevo, pero lamentablemente no tengo esa chance. Tengo que seguir compitiendo por muchos meses porque no tengo el dinero para pagar dos pasajes a Europa. Por mi parte, para dar el salto creo que me falta eso, es un poco más psicológico y económico.

¿Cómo te ha afectado todo el tema del coronavirus?

No poder volver a Chile, porque cuando tenía la chance de volver al país, también veía la chance de no poder volver a Brasil y me quedaba sin lugar para entrenar, sin entrenador y sin mi centro donde yo tengo todas mis cosas para poder entrenar de la mejor manera. Entonces, tuve que escoger. Fue una decisión súper difícil porque debía elegir entre ir a mi casa, estar en cuarentena allá, ver a mi familia, estar con ellos, o ir al centro de entrenamiento donde tengo todas mis cosas. Fue difícil tomar la decisión.

Después de un tiempo no tenía más pasajes, estaba buscando y no había porque se cerró la frontera en Chile, y no pude viajar a Chile de marzo a julio más o menos, que no habían pasajes, y eso me afectó bastante porque me tuve que quedar en Brasil. (…) En lo sentimental me afectó bastante, y en lo tenístico venía de una parte de torneos muy buena. (…) Me estaba sintiendo muy bien adentro de la cancha y esas cosas creo que no se sienten muy fácilmente, es difícil encontrar ese sentimiento.

¿Qué esperas lograr en el corto plazo? ¿Dónde te ves?

En el corto plazo es difícil tener un objetivo ahora (risas) porque está súper difícil poder competir en algunos torneos, los campeonatos se están cancelando. No es seguro de que, por ejemplo, el torneo que viene en dos semanas se haga, se puede cancelar en cualquier momento. Entonces, plantear un objetivo es súper difícil. Pero la meta que teníamos antes del parón con mi equipo era poder estar entre las 150 en dobles y entrar al top 300 en singles. Creo que ese es uno de mis objetivos que va a seguir hasta el 2021, y creo que hoy mi objetivo es sentirme bien dentro de la cancha, mejorar en los aspectos psicológicos que tengo que mejorar y seguir yendo partido a partido, semana a semana, que es lo que tenemos que hacer por ahora, porque no hay mucha seguridad de lo que va a a pasar la próxima semana, así que espero poder seguir compitiendo bien, terminar la gira de buena manera, si se da la chance de poder ganar otro campeonato en dobles o en singles (risas) ¡Y volver a mi casa!

Author: Isco Saavedra

Director de Universo Deportivo / La Voz de La Pizarra del DT / Podcaster ///// Periodista Deportivo convencido de que los medios deben abarcar más disciplinas que solo el fútbol, y que cuando se hable del balompié debemos hacerlo de manera analítica, crítica y profunda. Actualmente me dedico a mi sitio universodeportivo.cl, colaboro como locutor de La Pizarra del DT, y tengo albergados en Spotify mis podcasts Deportes con Isco y El Rugby de Isco ///// FacebookInstagramTwitter