#ISCOPINIÓN: Que la Libertadores se juegue en Chile

Se ha formado un gran debate en las últimas semanas respecto a si el país está preparado para recibir la final del torneo más importante del fútbol sudamericano. Desde mi punto de vista, definitivamente no lo estamos. Pero lo menos malo es que se juegue aquí.

La crisis social que afronta Chile en este momento es verdaderamente complejísima. Es muy difícil vaticinar qué sucederá en el país dentro de las próximas semanas, y claramente eso resulta realmente complicado pensando que Santiago estaba designado para recibir la primera final a partido único de la Copa Libertadores el 23 de noviembre.

Con las manifestaciones y constantes enfrentamientos en las calles de la capital, Chile parece no ser el sitio ideal para albergar una instancia deportiva como esta. Sin embargo ¿es solo la nación chilena la que afronta esta realidad?

Ecuador está atravesando una situación muy similar a la de este país, e incluso se puso en duda la continuidad de la Copa Libertadores Femenina que se disputó en Quito. Venezuela está en una profunda crisis desde hace años, con una gigantesca polarización política a causa del gobierno de Nicolás Maduro. Manifestantes en las principales calles de Brasil, Argentina y Perú se han vuelto pan de cada día.

La tensión social es enorme en todo el continente. En los países donde actualmente no se está viviendo una crisis, no existe ninguna garantía que a la semana siguiente no haya un estallido como el que está viviendo Chile actualmente.

Estamos atravesando un momento histórico complicadísimo a nivel socio-político, una instancia donde en cualquier momento podemos tener una revuelta social en cualquier país de Sudamérica, si es que no la tiene ya. Es un contexto común que hoy en día está presente en todo el continente.

Entonces, comprendiendo esto ¿no sería lo mejor jugar la final en el Estadio Nacional tal como estuvo programado durante todo el año? y así se evitan mayores cambios logísticos a menos de un mes que se juegue el duelo entre River Plate y Flamengo. A menos claro, que se quiera jugar nuevamente la final más importante del fútbol latino en Madrid, como sucedió el 2018, coartando a Sudamérica de la máxima fiesta de su balompié.

Es verdad, Chile está atravesando una crisis terrible. Pero no es solo Chile. Esta es la crisis de un continente que se está levantando en masa como respuesta a las crisis que ya tenía, pero que estaban camufladas como la “normalidad de cada país”.

Pero bueno… solo queda esperar que el fútbol, tal como ha sido por más de un siglo, pueda otorgar unos hermosos 90 minutos, donde la pasión por este gran deporte pueda permitir a hinchas y fantasmas, por un momento, olvidase de los problemas y disfrutar viendo como rueda la pelota en la final del torneo más importante de un continente en crisis, en el Estadio Nacional de un país herido.

 

Crédito imagen: La Opinión

Author: Isco Saavedra

Director de Universo Deportivo / La Voz de La Pizarra del DT / Podcaster ///// Periodista Deportivo convencido de que los medios deben abarcar más disciplinas que solo el fútbol, y que cuando se hable del balompié debemos hacerlo de manera analítica, crítica y profunda. Actualmente me dedico a mi sitio universodeportivo.cl, colaboro como locutor de La Pizarra del DT, y tengo albergados en Spotify mis podcasts Deportes con Isco y El Rugby de Isco ///// FacebookInstagramTwitter