La hecatombe de los Diablos Rojos

Hace 12 años tan solo, el Manchester United del mítico y legendario entrenador Sir Alex Ferguson levantaba el trofeo de la Champions League tras superar en penales al Chelsea, en una final reñida donde su estrella principal,  Cristiano Ronaldo, ganaría su primer balón de oro ese mismo año.

https://i1.wp.com/editorial.uefa.com/resources/0229-0e9333777073-ec8dd9bf8f41-1000/manchester_united_lift_the_uefa_champions_league_trophy_in_2008.jpeg?resize=560%2C314&ssl=1

Si en aquel tiempo le dijeras a algún fan de los Red Devils que 12 años más tarde estarían peleando por entrar en puestos de Europa, seguramente habrías recibido una bofetada y una risa generalizada. Pero nada más que el destino quiso que en verdad fuera así.

Hoy en día, el Manchester United está en el quinto puesto por detrás del Chelsea, Leicester City, Manchester City y Liverpool en la tabla de posiciones, empatado en puntos con el Wolverhampton y luchando cada jornada por entrar en zona de Copa de Europa. La pasada temporada, la 2018-2019, terminaron sextos y clasificaron solo para la Europa League.

Estamos hablando del equipo con más Premier League’s de la historia y el equipo más exitoso a nivel de clubes, en Inglaterra, de los últimos 30 años. El más dominante de todos. El inevitable. Entonces, ¿qué sucedió?.

¿Qué demonios pasó?

https://i2.wp.com/as.com/futbol/imagenes/2013/05/08/album/1368004740_611527_1368004911_album_grande.jpg?resize=531%2C369&ssl=1

Ferguson se retiraría del banquillo de Old Trafford en la temporada 2012-2013, en la cual saldría campeón de la Premier League y eliminados en octavos de final de Champions ante el Bayern de Munich. Al día siguiente de irse Sir Alex, el club oficializó la incorporación de David Moyes, de temporada regular en el Everton, como nuevo entrenador del equipo.

El Infierno

https://i2.wp.com/icdn.strettynews.com/wp-content/uploads/2020/04/moyes.jpg?resize=549%2C353&ssl=1

La temporada 2013-2014 sería la peor temporada en más de 3 décadas para el equipo de Manchester. Solo con el destacado fichaje de Meruoane Fellaini y de Juan Mata en el mercado de invierno, el equipo terminaría séptimo en liga después haber salido campeón tan solo un año antes, quedando fuera de toda competición europea para la temporada siguiente. Moyes sería despedido y lo reemplazaría como interino Ryan Giggs.

Durante las tres temporadas siguientes, los Red Devils sufrirían una crisis futbolística de grandes proporciones tras no poder encontrar una identidad de juego y, para variar, hacer fichajes costosos y sin rendimiento. El entrenador durante la 2014-2015 y 2015-2016 fue el holandés Louis van Gaal que venía de trabajar con la selección de los Paises Bajos en el mundial 2014. No logró pasar nunca del 4to puesto.

https://i1.wp.com/www.thesun.co.uk/wp-content/uploads/2018/08/NINTCHDBPICT0004292926971.jpg?resize=533%2C365&ssl=1

Para la temporada 2016-2017, el Manchester United anunciaría a José Mourinho como reemplazante de van Gaal de cara a esa temporada, otra en la cual la identidad del club se ve mermada por malos resultados a nivel liguero. Sin embargo, gracias a los fichajes de jugadores como Zlatan Ibrahimovic, Henrij Mjitaryán y Paul Pogba, sumado a un enfoque copero, se logró una Europa League que les daría el pase, a los de Mou, a la siguiente edición de la Champions League. A pesar de ello, aún faltaba mucho.

El breve resurgimiento

https://i2.wp.com/i.pinimg.com/originals/3e/b5/28/3eb528e6716cc4e56c031e12c9b8481b.jpg?resize=574%2C428&ssl=1

No cabe duda que el mejor año del equipo de Manchester, desde el retiro de Sir Alex Ferguson, fue la 2017-2018. Con un estilo mucho más definido y sin grandes complicaciones internas, el equipo alcanzó el segundo puesto solo por detrás del Manchester City de los 100 puntos. El fichaje de Romelu Lukaku, el buen rendimiento en general del equipo y el malo de los demás, llevaron a los Red Devils a tener un identidad algo más definida. El gran traspié de aquella temporada, a pesar de todo, fue la prematura eliminación, en octavos de final, de la Champions League ante el Sevilla como local.

Para el siguiente transcurso, el pésimo inicio en la Premier League y riesgo real de quedarse fuera de competiciones europeas, nuevamente, marcaron la rara despedida de José Mourinho del equipo. Se habló mucho en su momento de que los jugadores le pudieron haber hecho la cama, de que no él no los trataba bien, etc. Sin embargo, es excusaron en los malos resultados y de esa forma se determino el fin del viaje de Mou en el banquillo de Old Trafford.

La esperanza

https://i1.wp.com/images.daznservices.com/di/library/GOAL/93/a1/ole-gunnar-solskjaer-bruno-fernandes-manchester-united-2019-20_1nb8doag8ulwa1sesb6xc7d175.jpg?resize=593%2C334&ssl=1

Su reemplazo fue el noruego Ole Gunnar Solskjaer, quien comenzó con resultados increíbles. Desde el 19 de Diciembre del 2018 hasta el 29 de Marzo de 2019, el entrenador logró 14 victorias, 2 empates y 3 derrotas, racha que le valió su consolidación en el puesto hasta 2022. Terminarían 6tos tras un bajón a final de temporada, siendo además eliminados en cuartos de final de Champions por el F.C Barcelona.

En la actual temporada, el Manchester United se encuentra en la 5ta posición a dos puntos del Chelsea y en una racha espectacular de partidos invictos desde Enero. El fichaje del portugués Bruno Fernandes, la vuelta de Paul Pogba tras los rumores de su salida y el buen rendimiento de casi todo el equipo han fundido, por fin, una identidad e idea clara de juego que no se había visto desde hacía años. Una esperanza, a partir de ello, ha nacido.

¿Qué sigue?

https://i1.wp.com/www.thesun.co.uk/wp-content/uploads/2020/03/NINTCHDBPICT000569339956.jpg?resize=581%2C397&ssl=1

En definitiva, a día de hoy, no podemos decir que este United alcanza la excelencia que tuvo en sus tiempo con Sir Alex Ferguson ni de cerca. Pero por lo menos, tras muchos años, se puede evidenciar que el equipo finalmente se ha encontrado consigo mismo. Una de las etapas más turbulenta de la historia de los Red Devils puede que por fin esté llegando a su fin.

¿Cuánto queda? Nadie sabe. Pero lo que si saben todos es que una Premier League sin un Manchester United competitivo y peleando arriba, en definitiva, no termina de ser lo mismo. Es imposible. Es irreconocible. Esperemos que vuelvan a la grandeza, una grandeza que nunca tuvieron que dejar y que nunca tuvo que irse del Teatro de los Sueños.

Author: