Las 5 claves del Sevilla campeón de Europa League

Sevilla logró vencer por 3-2 al Inter de Milán en Colonia, Alemania y obtuvieron su sexta Europa League en la historia. En Universo Deportivo revisaremos los principales motivos del exitoso triunfo de los dirigidos por Julen Lopetegui.

1.- Un conjunto, un objetivo.

Sevilla es catalogado como el “Rey de la Europa League”. Por esto, su antonomasia y predisposición para estos partidos es inquebrantable. De las 6 finales que han jugado en su historia, han ganado todas. La comodidad en este torneo es un factor fundamental para los sevillanos. Es, prácticamente, su casa.

2.- Gran planteamiento.

Lopetegui tiene armamentos pesados en su escuadra y como gran comandante que es, supo manejar el partido ante el equipo que casi le arrebata la Serie A a la Juventus. El medio campo fue crucial; supieron romper las líneas de los nerazurris, quienes se vieron desesperados en grandes tramos del encuentro. El marcaje constante a Barella y Brozovic fue clave, ya que estos son los que hacen las transiciones de los italianos, con esto, evitaron complicaciones durante todo el pleito y neutralizaron posibles profundizaciones.

 

Si el Inter de Milán es una potencia en las pelotas paradas, ¿Por qué no también se puede hacer lo mismo? El Sevilla marcó una tendencia en los balones quietos, sobre todo con un gran futbolista como Ever Banega, quien complicó en todo momento a la escuadra italiana. De este estilo de juego, salieron los últimos dos goles de los españoles. Una cucharada de su propia medicina.

3.- Diego Carlos y Koundé, la muralla sevillana  

Los centrales estuvieron formidables. Son defensores que han dado que hablar toda la temporada. El brasileño tuvo ofertas de Liverpool y Barcelona, pero en este partido dejó demostrado que es uno de los grandes líberos de la escena mundial y que hará ruido en las grandes casas de los pesos pesados de Europa. Además, anotó el gol de la victoria. Nadie pensó que haría un tanto de chilena en la final.

 Koundé, el joven defensa de 21 años, seguramente, será la venta más cara del Sevilla en su historia, ya que tiene todas las cualidades para ser un top global en su posición. Sabe anticipar, estar fuerte en la marca y salir jugando con el balón. Un gran prospecto.

 Ambos jugaron sincronizados y manteniendo el margen de un equipo que los necesitaba exhaustivamente por Romelu Lukaku y Lautaro Martínez.

4.- Luuk de Jong, la mejor inclusión.

Atentísimo el holandés. Presionando y leyendo constantemente los movimientos de Bastoni y Godín, sabiendo que estos están entrenados para retenerlo durante todo el partido. No fue titular en toda la competición, pero se le dio la oportunidad en el segundo tiempo en semifinales ante el Manchester United y terminó anotando el gol de la victoria. Hoy, Lopetegui, le dio la chance de ser parte del once y, con su capacidad goleadora y su motivación, sorpendió al Inter de Milán en los primeros 45 minutos. Además, salió jugador del partido. Un gran delantero.

5.- Jesús Navas, un capitán de vitrina.

A sus 34 años, Jesús Navas fue capaz de contradecir toda la teoría de qué los jugadores viejos pierden su magia. El extremo convertido en lateral corrió absolutamente todo el partido, inquietando a D’Ambrosio en todo el encuentro y motivando constantemente a sus compañeros. Se puede concluir que este hombre está en su mejor momento y su veteranía le da una magia carismática a su nombre. Por algo está nominado a la Selección Española.

Author: Tomás Orellana

Estudiante de periodismo de la Universidad Nacional Andrés Bello (UNAB). Columnista de Universo Deportivo.