Las sorprendentes marcas del PGA Tour en tiempos de pandemia

Desde el retorno a la competencia, el golf ha tenido registros increíbles. Curiosamente, el análisis de los expertos, es que una de las razones se debe a la ausencia de los espectadores.

Uno de los grandes  favorecidos con la vuelta de la competencia, fue el actual número uno del mundo: Dustin Johnson, quien en el último fin de semana barrió con todos sus rivales para adjudicarse con el título de ‘The Northern Trust’, consiguiendo así el primer puesto en la FedEx Cup y el número uno mundial.

‘DJ’ con el título de ‘Northern Trust’. Johnson es el actual número uno de la clasificación mundial.

Es el segundo título para Johnson desde el regreso a la actividad tras el confinamiento y el número 20 de su carrera. Además, el norteamericano de 36 años a lo largo de las cuatro rondas que disputó, concretó 30 golpes bajo el par, quedando muy cerca del récord del sudafricano Ernie Els, quien en 2003 logró la marca de 31 bajo el par.  ‘DJ’ estuvo muy cerca de conseguir uno de los registros históricos de este deporte. Sin embargo, Johnson no solo estuvo cerca de igualar, sino que consiguió marcar la mayor diferencia con el segundo de la tabla del torneo, logrando una ventaja de 11 golpes bajo el par sobre su compatriota Harris English.

Otro de los grandes registros que provocó Johnson el pasado fin de semana, fue convertirse en el quinto golfista en los últimos meses de la temporada, en llegar al liderato del ranking mundial en el PGA Tour. Los otros cuatro son: el norirlandés Rory Mcllroy, los  estadounidense Justin Thomas, Brooks Koepka y el español Jon Rahm.

Precisamente Mcllroy afirma que una de los motivos por los que los competidores están mejorando sus rendimientos individuales, es por la ausencia del público. “Favorece a los más jóvenes que no tuvieron que lidiar con las multitudes que uno ve cada semana. No están acostumbrados. La atmósfera actual es la misma que hay en el golf universitario. Tener esa familiaridad probablemente los ayude”señaló el actual cuatro del mundo.

Otro de los que está de acuerdo con que la ausencia de los espectadores ha sido determinante en la competición, es el chileno Benjamín Alvarado. “Ayuda mucho a los no favoritos para rendir mejor. Por eso también se ven golfistas de no tan alto nivel peleando torneos o jugando muy bien un domingo, porque es distinto hacerlo sin gente. Además, cuando uno sale en los últimos grupos del domingo, está lleno de público, los nervios son mucho mayores . Y es ahí donde lo más experimentados tienen más probabilidades de ganar” aseguró Alvarado, ex golfista PGA.

Niemann (31°) buscará esta semana clasificar a final del PGA Tour, que reúne a los 30 mejores golfistas de la temporada.

Por otra parte, la gran esperanza para Chile está en las manos de Joaquín Niemann(31°), quien este jueves 27 disputará el BMW Championship, el segundo torneo de los playoffs del PGA  donde se repartiran US$9.500.000 en premios. En este torneo, Niemann, podría asegurar su clasificación a la final del PGA Tour. Para que aquello ocurra de forma matemática y sin calculadora, el chileno debiera salir  entre los cuatro mejores del torneo. Si esto último no se logra, cualquier posición dentro de los 10 primeros le asegura la clasificación, y un top 20 sin grandes acciones de sus rivales más cercanos en el ranking, también le servirá.

Author: Nicolás Indo