Rufino Bernedo: el chileno goleador del primer Mundial

168 centímetros. Esa era la altura del hombre que se transformaría en la mayor leyenda en la historia del baloncesto nacional. Bastante distante de las sorprendentes estaturas a las que están acostumbrados los fanáticos de este deporte, y que llevaron a que Bernedo fuera sumamente resistido en la previa de la copa planetaria de Buenos Aires 1950. Sin embargo, en ese torneo el alero pasaría a transformarse en “el pequeño gigante”.

 

Muy pequeño para ser basquetbolista

Rufino nació un 21 de diciembre de 1926 en Freire, dentro de la Región de la Araucanía. Desde niño, comenzó a destacar en las competencias escolares de Temuco, pero a pesar de su descomunal talento, Bernedo no lograba convencer a los cazatalentos, ya que lo consideraban demasiado bajo y de una contextura muy débil para la más alta competencia de este deporte.

En 1945, el “Rufo” comenzó a estudiar Agronomía en la Universidad Católica, desplazándose a Santiago, donde además representaría los colores de su nueva institución, en que estaría al mando de un hombre que, según cuentan, marcaría un quiebre en el desarrollo del basquetbolista.

 

Cimentando la leyenda

Kenneth Davison, el técnico norteamericano fichado por la casa de estudios para perfeccionar a sus jugadores, habría pulido a tal punto las destrezas de Bernedo, que le permitiría explotar rápidamente su nivel deportivo, convirtiéndose en seleccionado nacional.

Luego de esta tremenda alza, Bernedo no tardó en coronarse campeón junto a la UC y hacerse con la jineta de capitán en Chile,comandando a la selección hacia los terceros lugares del Sudamericano en 1947 y 1949. Ambos años en que se repitió el podio, integrado por Uruguay, Brasil y la escuadra nacional.

Sin embargo, el instante en que Rufino acabaría por convertirse en leyenda llegaría finalmente en el Mundial de Básquetbol de Argentina 1950, donde el Luna Park sería el escenario de la primera cita planetaria en la historia. Una donde Bernedo rompería todos los paradigmas del baloncesto global.

 

El mejor del mundo

Sus habilidades defensivas perfectas, drible, capacidad ofensiva y una técnica perfecta para encestar transformaron al Rufo en un jugador imparable, al que ningún equipo pudo frenar: ni Yugoslavia, superada ampliamente por Chile, ni Francia, que cayó en un épico encuentro ante los nacionales por 44-48. Incluso, hasta Argentina y Estados Unidos, los únicos elencos capaces de vencer a la selección en el torneo, tuvieron bastantes problemas para lidiar con el alero chileno. De hecho, los propios fanáticos argentinos aplaudían las jugadas del chileno, gritando “¡vamos petizo!”

Rufino acabaría comandando a Chile hasta el tercer lugar del campeonato, transformándose de paso en el goleador del primer mundial con 86 puntos a 19 tantos de su escolta, el argentino Oscar Furlong. Además, Bernedo también se convertiría en parte del equipo ideal del torneo, en su posición de alero.

Las hazañas de Rufino continuaron a lo largo de los años, obteniendo el quinto lugar en los Juegos Olímpicos de 1952 y comandando a la selección nuevamente hacia un hecho histórico, cuando Chile se consagró nuevamente como parte del podio en el Mundial de 1959, donde periodistas de distintos países aseguraban que el chileno de 1.68 metros de estatura era el mejor alero de todo el planeta.

 

En la historia

Luego del torneo, Rufino decidió que era momento de retirarse del básquetbol, y dedicó el resto de su vida a la agronomía en Temuco, hasta dejar físicamente este mundo un 3 de febrero de 2006.

Sin embargo, pese a su deceso, la leyenda de Bernedo se preserva viva en los anales de la historia del baloncesto, donde quedará grabado para siempre que el pequeño gigante al que se le dijo que no reunía las condiciones para jugar debido a su estatura, se transformó en el primer goleador mundial del basquetbol planetario.

Author: Isco Saavedra

Director de Universo Deportivo / La Voz de La Pizarra del DT / Podcaster ///// Periodista Deportivo convencido de que los medios deben abarcar más disciplinas que solo el fútbol, y que cuando se hable del balompié debemos hacerlo de manera analítica, crítica y profunda. Actualmente me dedico a mi sitio universodeportivo.cl, colaboro como locutor de La Pizarra del DT, y tengo albergados en Spotify mis podcasts Deportes con Isco y El Rugby de Isco ///// FacebookInstagramTwitter