El desbalance del fútbol femenino que se ve reflejado en el marcador

Finalmente se dio el puntapié inicial al Campeonato Femenino Primera División 2020 luego de la inactividad producida por la pandemia del COVID-19, en el que un gran festival de goles y partidos con resultados muy abultados dieron inicio a la primera fecha.

Entre los partidos que se destacaron, se encuentra la victoria de las actuales campeonas Santiago Morning frente a Deportes Iquique con un apabullante 11-0 de visitante. Mientras que Palestino se impuso por 6-0 ante Deportes Temuco. Esto en el marco del grupo A.

En el grupo B, Universidad de Chile consiguió su primera victoria sacando una gran diferencia de 10-0 frente a Deportes La Serena. En tanto, la escuadra de Deportes Antofagasta venció tranquilamente a Cobresal por 6-2, y Colo-Colo hizo lo suyo frente a Universidad de Concepción al imponerse por 5-2.

En otros resultados más equilibrados, está el empate sin goles entre Deportes Puerto Montt y Santiago Wanderers, la victoria de Everton por 3-1 ante el Audax Italiano, y finalmente el triunfo de la Universidad Católica por 2-1 frente a Fernández Vial.

Luego de un año de inactividad deportiva, el campeonato nacional femenino volvió a rodar en una primera jornada marcada por amplios resultados, que visibilizan una serie de condiciones dispares en términos de recursos económicos e infraestructura entre un equipo y otro, evidenciado explícitamente en los resultados.

Si bien, el fútbol femenino ha crecido de manera exponencial en los últimos años, sobre todo a nivel de selección, con una histórica participación en la Copa Mundial Femenina de Francia 2019 y con jugadoras actuando en equipos europeos de gran renombre, a nivel nacional, la situación ha ido evolucionando, pero de forma paulatina, en lo que se destaca a los equipos de Santiago Morning y Colo-Colo, al contar con contratos profesionales para sus jugadoras.

Este fenómeno de resultados abusivos, se da producto de que la mayor parte de los equipos del fútbol femenino chileno no les tienen asignado un contrato a sus planteles, por lo que deben complementar su tiempo en el fútbol con los estudios y el trabajo. Además, no siempre tienen la posibilidad de entrenar todos los días de la semana, complicando la preparación física de los equipos que no tienen el apoyo de su directiva.

El periodista deportivo de Pasión de Hincha, Yerko Zencovich, especialista en el área del fútbol femenino, conversó con Universo Deportivo acerca de las abultadas diferencias en los marcadores y destacó que “esto se debe a que Santiago Morning, Colo-Colo, Palestino y la Universidad de Chile tienen muchos más recursos que los clubes chicos del fútbol femenino”, además, aseguró que “los clubes deben tener proyectos, trabajar desde las bases y de ahí apuntar a la profesionalización”.

Por su parte, la delantera de Deportes Temuco, Krystell Muñoz, señaló a Universo Deportivo que, “un punto importante es la relevancia que cada club tiene con las jugadoras en términos de preparación, donde es muy relevante a la hora de ver los resultados. La parte física es un punto clave para aguantar un partido y que el resultado que se dé no sea tan abultado, pero la importancia que se le dé al equipo es fundamental para poder obtener buenos resultados”.

A pesar del resultado adverso que obtuvo Deportes Temuco en su debut, Krystell expresó que “aunque hay que mejorar mucho aún, esto está recién comenzando y en general los equipos están parejos. Estoy muy feliz por el retorno que es lo que muchas esperábamos con ansias”.

El inicio del Campeonato Femenino Primera División 2020 registró 49 goles en 8 partidos disputados, dejando un promedio de 6,1 gol por encuentro.