La Diabla que partió hasta Alemania en el año de la pandemia

Mariana Lagos venía de años exigentes en el nivel competitivo. Seleccionada nacional, con un paso por Australia donde dejó buenas sensaciones y un posterior retorno a Chile el 2019 para prepararse junto al combinado local para el gran número de desafíos que tendrían que enfrentar las Diablas entre ese año, y los primeros meses del 2020.

Sin embargo, no esperaba que los test matches disputados ante Japón en febrero del 2019 terminarían siendo los últimos partidos que disputará con la selección durante este año, cuando el coronavirus paralizó al mundo. Pero en medio de toda la crisis sanitaria, seguía siendo una jugadora de renombre. Por ello, Mariana tuvo la oportunidad de partir al hockey césped alemán, específicamente al Damen Zehlendorfer Wespen en Berlín.

Desde la capital germana, Mariana conversó con Isco Saavedra respecto a su actualidad y todo lo que ha significado este período de su fichaje en el extranjero durante la crisis sanitaria global, días antes de verse obligada a regresar hasta Chile. La pandemia había vuelto.

 

¿Cómo fue para ti este traspaso a Alemania en medio del coronavirus?

Bueno, yo el 2018 estuve jugando en Australia, ahí crecí mucho como jugadora, como persona, luego el 2019 estuve en Chile porque tenía muchas cosas importantes con la selección así que quise estar con mi equipo y poder jugármela por esos sueños. Y siempre después de Australia me quedó esa hambre de ir por más, y ese ir por más o como buscar nuevas experiencias en el desarrollo de mi carrera deportiva era venirme a Europa. Así que, un poquito antes del coronavirus yo empecé a buscar mis opciones para venirme acá, pero estaba complicado porque el coronavirus ya estaba pegando fuerte aquí en Europa, entonces la vi un poco negra. Traté de dejarlo para más adelante, me desanimé, pero después me cayó del cielo que este equipo, el que estoy ahora, me escribieron un mail, y ahí empezamos a negociar para este nuevo torneo y resultó. La verdad estoy muy contenta, es muy importante para mí. Creo que en estos meses he crecido mucho como jugadora, como persona y es un pasito más importante para seguir siendo la mejor versión que puedo ser.

¿Cómo viviste todo este proceso de adaptación en otro país, con otro idioma, otro nivel y para más remate con una pandemia mundial?

Uff… ha sido súper duro. Partiendo porque yo no jugaba hockey hace cinco meses. O sea, si bien nosotras como selección entrenábamos todos los días en la casa, teníamos planes, nos juntábamos por Zoom, estábamos en una pauta como súper rígida de pretemporada por decirlo así, es muy distinto a estar jugando en la cancha. Entonces yo llegué para acá y fue un shock como decir “chuta, yo tengo que venir acá a competir cuando en verdad no estoy parada en una cancha de hockey hace cinco meses”. Eso fue difícil. Pero, el cuerpo y la mente es sabia, y yo sabía que eso me iba a pasar, así que traté de prepararme harto y no fue tan malo. Lo que sí fue difícil fue como entrar al ritmo de un partido, la de la alta competencia. Y sumado al idioma, que yo no hablo alemán, entonces comunicarse en inglés, pero bueno, es una cultura totalmente distinta, gente nueva y por todo lo del corona yo tuve que llegar como súper justito al inicio del campeonato. Llegué una semana y media antes de que empezará el torneo.

Entonces, en el fondo fuiste, te calzaste la camiseta y a jugar no más.

Claro, más o menos (risas). O sea, alcancé a jugar como tres partidos amistosos que tuvimos una semana antes, entrenar dos veces, viene el primer partido, me dicen “juega ahí”, y eso es súper difícil, porque llegar a un equipo nuevo significa tener que conocer a tus compañeras. En un deporte colectivo como el nuestro se trata mucho de la conexión interpersonal de jugadoras. Pases, entenderse, y eso toma tiempo en un equipo porque estas en otro país. Yo vengo con una cultura de hockey con una forma de jugar muy distinta a la de acá, entonces te cuesta adecuarte a ellas y a ellas adecuarse a ti. No fue tan rápido, pero no fue tan malo tampoco, pudo ser mucho peor. Yo creo que el cuerpo es sabio, ya llevar tantos años en esto te hace como saber bien tus virtudes, defectos y qué hacer.

¿Qué peso tuvo para ti jugar tres amistosos en una semana luego de cinco meses de para?

Fue muy duro, pero ¿sabes qué? Siento que tuve la pretemporada más larga de mi vida. Ahí mi preparador físico hizo un trabajo muy importante y mi cuerpo estaba muy preparado para recibir esa carga. Físicamente me sentí bien. Hay otras cosas que me costaron, como aspectos técnicos, adecuar mi mente a la velocidad del juego. Esas cosas me costaron más que el trabajo físico. Siento que entrenamos tan bien y seriamente durante los cinco meses que estuvimos entrenando en la casa, que estuve súper preparada para recibir eso.

¿Qué significa para ti tener que regresar otra vez a Chile por el virus luego de todo lo que costó salir?

Oh… ni te imaginas. Estoy aquí como… más que como decir “ya ¿de nuevo?”, es como decir “acá estoy sola”, no es lo mismo que estar allá como con tu red de apoyo en cuarentena o qué sé yo, o si es que te llegas a contagiar. Acá me da un poquito más de miedo. Me da mucho miedo quedarme acá varada, que haberme quedado encerrada en Chile. Porque quedarme en Chile varada es como pucha, se perdió esta oportunidad, no se puede dar, pero quedarme acá en Alemania varada es como “¡Necesito volver a mi casa!” Porque probablemente si me quedo acá sin poder tomar el vuelo, tampoco voy a poder estar jugando hockey y va a ser como estar perdiendo el tiempo. Espero que nada de eso pase, espero poder volver, ya el coronavirus me ha dado muchas rabias, pero hay gente que está pasando por peores cosas con esta pandemia. Me pude venir igual, así que estoy muy contenta.

¿Qué sensaciones te traes de Alemania para Chile dentro de la experiencia que tuviste de jugar allá?

Montones (risas). De partida, siempre estar sola y fuera de tu zona de confort, sin la gente que siempre te apoya y te ayuda cerca, es un desafío personal muy grande. Tener que tú quererte y abrazarte a ti misma si las cosas te salen mal, si las cosas te cuestan, es siempre un desafío. Me quedo con eso, con haber transitado por momentos difíciles, porque siempre es difícil adaptarse y uno pasa por situaciones frustrantes como deportistas también. Me llevo eso, el autoconocimiento, el poder lidiar conmigo misma y poder rescatarme de los hoyos de la frustración.
Me llevo aprendizajes de la cultura, de mis compañeras, que la verdad es un equipo donde son todas súper amorosas, son gente que le gusta disfrutar. Yo no me esperaba eso y ha sido súper lindo. Me llevo la buena onda de la gente de Berlín, del club y también me llevo la experiencia de haber vivido en Alemania, en una ciudad maravillosa, que quizá no he podido disfrutar como se podría sin coronavirus porque hay menos cosas pasando.
En lo hockístico, ha sido súper desafiante y muy enriquecedor. Ha sido tan intenso que he podido vivirlo a concho y he sumado mucho a mi confianza, a mi convicción y a mis ganas de seguir creciendo. Creo que soy mejor deportista después de estos meses.

¿Qué te gustaría hacer en el futuro?

Yo vuelvo para acá (Berlín) en marzo. Quiero seguir compitiendo en este alto nivel aquí en Alemania. Con las Diablas tenemos objetivos grandes para los próximos dos, tres años. Tenemos una Copa América que queremos pelear la final. Tenemos los Juegos Panamericanos de Santiago 2023, aunque se vean lejos el tiempo pasa volando y queremos preparar el oro, así que nos estamos preparando desde ya para eso. Esperamos que estas competencias nos lleven a un Mundial y los Juegos Olímpicos, que eso ya sería como el sueño de mi vida. Pero bueno, soñar es lo que moviliza, así que yo voy a seguir soñando y tratando de llegar lo más cerca de ese sueño que se pueda.

 

Créditos imágenes: Óscar Muñoz Badilla

Author: Isco Saavedra

Director de Universo Deportivo / La Voz de La Pizarra del DT / Podcaster ///// Periodista Deportivo convencido de que los medios deben abarcar más disciplinas que solo el fútbol, y que cuando se hable del balompié debemos hacerlo de manera analítica, crítica y profunda. Actualmente me dedico a mi sitio universodeportivo.cl, colaboro como locutor de La Pizarra del DT, y tengo albergados en Spotify mis podcasts Deportes con Isco y El Rugby de Isco ///// FacebookInstagramTwitter